Hoja de ruta (III) Cusco (I)

Un resumen de lo que vivimos en nuestra visita a Cusco.

El Blog de Arena

20180127_123533 Cusco desde la altura. (Todas las fotos: Borgeano)

Cusco, la antigua capital del Imperio Inca, no ha cambiado nada en estos casi cuatro años que pasaron desde que la visité por primera vez: la plaza bien cuidada, los portales y locales que la rodean no molestan con ruidos de música o pregones, el tránsito es ordenado, los turistas de todas las nacionalidades van y vienen sin cesar o almuerzan en uno de los muchos balcones coloniales de los cafés o pubs que están, casi todos ellos, en el piso superior de cada caserón colonial.

20180127_114432 Coricancha (del quechua: Quri Kancha, “templo dorado”).

Los cusqueños son por demás amables y, acostumbrados al turista (y conscientes de que el turista es el que deja más dinero en la ciudad y los alrededores y de la necesidad de cuidar esa fuente de ingresos), responden amablemente a las consultas que se les hacen y son muy…

Ver la entrada original 281 palabras más

Anuncios

Tango

La piel de las cosas

Enero (4)

«Silencio en la noche / ya todo esta en calma / el músculo duerme / la ambición descansa» dice el tango y uno siente la poesía en la piel mientras recorre la calle vacía y mojada, mientras se regresa a casa para ser uno más en ese descanso; ser uno más en el silencio y en ese olvido momentáneo que es el sueño de cada noche. Mientras tanto, uno observa la calle vacía y sabe que no es uno más, sino que es el único que le da vida a esa imagen que, de otro modo, pasaría desapercibida y olvidada para siempre.

Ver la entrada original

Placeres personales

La piel de las cosas

aa (44)

Cada sitio tiene, por regla general, su atractivo, su encanto, su particularidad. Encontré que las alcantarillas son una parte especial de esas particularidades. No todas son elaboradas o atractivas; pero coleccionarlas mediante fotografías se ha transformado en una forma diferente de turismo. Las de Morelia, en Michoacán, México, son de las más originales y bellas que he visto. Incluso tienen el encanto de que el símbolo de los Tres Reyes no está del todo claro de dónde proviene. Es un símbolo, de algún modo, paradójico. Un símbolo que representa algo que no se sabe bien qué es. Para mí con su belleza, alcanza.

Ver la entrada original

Sentir la poesía

Hace poco tuve la oportunidad de visitar por unos días a Cancún, Playa del Carmen y, por último, Tulúm. Ayer, leyendo La fábula del tiempo, de José Emilio Pacheco, encuentro este poema que me hizo transportarme de manera mágica a aquellas ruinas. Digo de manera mágica porque no había notado que Aquí todo lo vivo es extranjero y que toda reverencia es profanación. También me sentí algo tocada cuando leí y sacrilegio todo comentario. El poeta me llama la atención y tiene razón. Ser más cuidadosa al visitar un sitio así, saber que piso un suelo que alguna vez fue sagrado, recordar y comprender a aquellos hombres y mujeres que habitaron este pasado mío no es algo que deba dar por sentado.

20170226_114153

TULUM

Si este silencio hablara
sus palabras se harían de piedra.
Si esta piedra tuviera movimiento
sería mar.
Si estas olas no fuesen prisioneras
serían piedras
en el observatorio ,
serían hojas
convertidas en llamas circulares

De algún sol en tinieblas
baja la luz que enciende
a este fragmento de un planeta muerto.
Aquí todo lo vivo es extranjero
y toda reverencia profanación
y sacrilegio todo comentario.

Porque el aire es sagrado como la muerte,
como el dios
que veneran los muertos en esta ausencia.

Y la hierba se arraiga y permanece
en la piedra comida por el sol
—centro del tiempo, abismo de los tiempos,
fuego en el que ofrendamos nuestro tiempo.

Tulum se yergue frente al sol
en otro ordenamiento planetario. Es núcleo
del universo que fundó la piedra.

Y circula su sombra por el mar.
La sombra que va y vuelve
hasta mudarse en piedra.

Zona Arqueológica Zirahuato

El Blog de Arena

pano-09
De regreso de nuestra visita al santuario de las mariposas Monarca, nos encontramos en el camino con las ruinas de Zirahuato, las cuales no conocíamos ninguna de las cinco personas que íbamos en ese viaje. Claro está, ya que andábamos por allí nos desviamos unos pocos kilómetros hasta ellas.

pano-15
Las ruinas de Zirahuato no son muy extensas; en realidad se reducen a dos pirámides de distinto tamaño y poco más; las cuales se localizan en la vertiente sur del Cerro Zirahuato, desde la que se domina el valle de del mismo nombre. Se supone que desempeñaba una función estratégica para la vigilancia del paso de grupos provenientes tanto del centro de México, vía Toluca, como de los que transitaban desde el centro de Michoacán vía Tuxpan.
La sensación que se tiene al adentrarse en las ruinas es por demás curiosa; por un lado esto es debido a que se ingresa…

Ver la entrada original 293 palabras más

Mil cumbres

El Blog de Arena

pano-02

El paisaje desde Mil cumbres, quita el aliento. Montaña tras montaña tras montaña. Allí abajo los valles entre cada cadena y nosotros en la cima de otra montaña que sería vista desde lejos tal vez como una sombra más o menos lejana. La casa donde estábamos tenía una vista de ciento ochenta grados; es decir que veíamos todo el paisaje desde el norte hasta el sur, con el oeste frente a nosotros. Almorzar con esa vista fue algo magnífico y debo reconocer que fui el último en sentarme a la mesa, ya que cuando el dueño de casa, al poco tiempo de llegar, nos invitó a sentarnos, yo agradecí la atención pero me quedé parado donde estaba. Lo único que quería era mirar y mirar y mirar.

20170212_172654

A media tarde dimos un paseo por el bosque, haciendo crujir las hojas secas de pino a nuestro paso. Nos volvimos niños en…

Ver la entrada original 212 palabras más